Now Playing Tracks

Érase una vez el amor, pero tuve que matarlo

Hay chicas que saben darte lo mejor de sí, que se dejan llegar con una bolsa de papel en cuyo interior hay un tesoro: vodka decente, pan francés, cigarrillos y mentas y también cápsulas para la resaca. Ellas saben que eres un prisionero y no un pelele que juega a ser artista, y si no lo saben al menos fingen con gracia. Chicas que te ayudan a espantar al tipo de la renta, que recogen lo que halla en tu buzón y lo tiran sin abrir porque son listas, entienden que la gente como tú no recibe cheques de fundaciones o revistas ni saludos en Navidad, que el mundo allá afuera quiere romperte las pelotas… Ellas no dicen que eres infiel sino que te las arreglas como puedes

Chicas que te rascan la espalda y no hacen preguntas inútiles porque no quieren mentiras inútiles. Chicas que cualquiera (que no fueras tú) podría amar y por ende echarlas a perder. Ellas no necesitan un marido celoso, no quieren al amable yuppie que arrastra el trasero para obtener migajas. Ellas se entregan al prisionero, al tipo que da un portazo y borra el puerco mundo con sus poetas a medida y sus puticas honorables. Chicas capaces de limpiar las persianas sin comentarios, que saben cuando es hora de poner tierra de por medio y que jamás llevarán una estúpida flor a tu tumba
Brindo por ellas.

To Tumblr, Love Pixel Union